recetas veganas vegetarianismo.net
Sección Recetas

Agua de chía

El agua de chía es una bebida tradicional de centroamérica y el sur de México, usada ya por mayas y aztecas. Aquí os dejamos una sencilla receta crudivegana para prepararla, que os aportará todos los beneficios de esta semilla tan especial.

Preparación:

Agua de chía
¡Comparte esta receta!

Ingredientes para 4 vasos

  • 1 cucharada de semillas de chía
  • El zumo de 2 limones (ó 3 limas)
  • 3 cucharadas aprox. de sirope de agave (u otro edulcorante)
  • 1 l. de agua

Preparación

Dejamos a remojo las semillas de chía en una 1 taza de agua al menos 1 hora. Removeremos de vez en cuando para que no se apelmacen las semillas.

A parte, en otra jarra, mezclamos bien lo que queda del litro de agua con el zumo de limón y la miel de agave, preparando una limonada. Cuidaremos de que no caigan semillas de limón en la jarra.

Cuando las semillas de chía hayan macerado lo uniremos a la limonada y mezclaremos bien. Lo dejamos refrigerar en la nevera.

Servir frío removiéndolo primero para repartir homogéneamente las semillas en la jarra y en los vasos. No se cuelan las semillas de chía, pues aprovecharemos todos sus nutrientes (sobre todo si las masticamos).

Comentarios a la receta

Agua de chía :: receta vegetariana

Masticar las semillas es una sensación que hay experimentar. Al remojar las semillas de chía el mucílago que contiene pasa al agua, lo que le da una característica textura gelatinosa, sobre todo alrededor de la semilla, que le aporta la consistencia propia del agua de chía.

La chía (Salvia hispánica) es una de las plantas que se recuperan de su consumo tradicional por las muchas propiedades beneficiosas que contienen. Sus semillas son usadas en dietas de adelgazamiento, pues da sensación de saciedad. Poseen muchas propiedades antioxidantes y contienen un buen equilibrio protéico y gran cantidad de ácidos grasos omega 3 (incluso más que las semillas de lino). Consumir sus semillas es muy aconsejable, pues nos ayudará a equilibrar nuestro consumo de omega 3, ya nuestros alimentos contienen demasiados ácidos grasos omega 6 en comparación con los omega 3. Ver el artículo sobre los ácidos grasos omega 3.

La chía, procedente de Guatemala y México, fue ampliamente utilizada por mayas y aztecas, lo que aun se conserva en la cultura de estas regiones. Un ejemplo es esta receta. Por ello, es fácil conseguir semillas de chía en estos países, pero también está ampliamente disponible en herboristerías y tiendas especializadas en nutrición natural en otros países.

Receta vegana enviada por

Foto: Bertha Herrera

Otras recetas veganas relacionadas

Categorías de Agua de chía

  • Ácidos omega-3: la grasa que todos necesitamos
  • Batido energético vegano :: receta vegana
  • Zumo digestivo de manzana, papaya y piña :: receta vegana
  • Granizado de limón :: receta vegana
  • Leche de almendras :: receta vegana
  • Masala Chai :: receta vegana
  • Batido vegano de plátano y fresa :: receta vegana
  • Horchata de chufa :: receta vegana