Vegetarianismo vegetarianismo.net

Por qué veganismo

(Why Veganism?)

por Eva Batt

Artículo aparecido con el título "Why Veganism" por primera vez en 1964 en Here's Harmlessness: An Anthology of Ahimsa, libro publicado por la American Vegan Society. Vegetarianismo.net os ofrece esta traducción por considerar el artículo como un documento histórico, sin que, por ello, sus ideas hayan perdido vigencia para la experiencia del veganismo en nuestros días. Podéis consultar el original en inglés en este enlace: Why Veganism? - Eva Batt (PDF 119KB)

Por qué veganismo - Why Veganism - Eva Batt

Pese a que a lo largo del tiempo mucha gente, por una razón u otra, ha llevado una vida estrictamente vegetariana, no ha sido hasta 1944 cuando unos pocos entusiastas totalmente vegetarianos (después llamados a sí mismos veganos) se reunieron en Londres para compartir el conocimiento obtenido con sus experiencias personales de vivir con una dieta que rechaza no sólo la carne, sino también el resto de productos animales (miel, mantequilla, queso, yoghurt y huevos), y para discutir formas y modos de hacer el resultado disponible para todos, de tal modo que cualquiera que lo desease pudiera adoptar con confianza esta dieta.

La primera Vegan Society fue fundada en febrero de ese año en Inglaterra y se enviaba un boletín a los miembros. Este fue reemplazado en el verano de 1946 por la revista trimestral The Vegan, que todavía se publica. Más y más personas solidarias se han unido, con diferentes grados de conocimiento y experiencia. Ocasionalmente el entusiasmo fue mayor y durante los siguientes años algunos de esos pioneros desarrollaron síntomas de deficiencias en la dieta y unos pocos sufrieron mucho tanto física como socialmente.

Pero como resultado directo de esos pioneros desinteresados hoy los veganos pueden embarcarse en esta aventura maravillosa viviendo compasivamente sin miedo, y son aceptados como ciudadanos (casi) normales. Desde aquel tiempo, veganos de otras tierras se han unido a los de las islas británicas, y en 1960 la American Vegan Society se creó en Malaga, Nueva Jersey, publicando la revista Ahimsa. Como se podía esperar, una estrecha cooperación existe entre las dos organizaciones.

El veganismo ha acentuado siempre la necesidad de una nutrición sana, apropiada como dieta humana y la importancia de preservar el suelo y el correcto uso de la tierra a largo plazo, de tal modo que nuestros herederos no puedan encontrar esta valiosa herencia erosionada, quemada o agotada de los minerales esenciales tan necesarios para una vida completa y sana. Por supuesto, los veganos confían en los métodos naturales (alimentos puros, aire fresco, luz solar, ejercicio, etc.) en vez de usar vacunas y sueros para mantener el cuerpo y la mente sanos. Además, la contaminación del agua con vertidos, desechos industriales, o la adición de fluoruros, etc., no es, desde un punto de vista vegano, lo mejor para el interés del individuo o la comunidad.

El uso de pesticidas y de fertilizantes artificiales es contrario a los principios veganos, y la agricultura vegana ha probado que resultan innecesarios una vez que se restituye el equilibrio del suelo. Los frutos y verduras cultivadas con métodos veganos pueden ser tan grandes y hermosos, y perfectamente formados, como aquellos cultivados con cualquier otro método. (Nota: No es lo mismo que "biológico", que puede implicar el uso de sangre seca, harinas de huesos, pezuñas y cuernos, además de otros productos de desecho de los mataderos.)

De hecho, las diapositivas que ilustran la lectura de Mr. O'Brien en la Royal Society Of Arts en Londres probaron que los alimentos producidos por el método vegano sin arar de Daniel O'brien pueden ser grandes y hermosos, así como más nutritivos y sabrosos que los cultivados con químicos y ahogados en insecticidas venenosos. A los veganos les ha sido añadida la ventaja de producir solidariamente, no debiendo nada a los mencionados productos del matadero.

Por su creencia en el Ahimsa (en sánscrito: no-matar, no-herir, sin-daño), los veganos están inclinados naturalmente hacia el pacifismo, y pueden tomar parte oponiéndose a todas las formas de actividad agresiva, pero el veganismo no tiene conexión con ningún partido o sistema político, nacional o internacional. De manera similar, los veganos individuales pueden ser profundamente religiosos, quizá cristianos devotos o discípulos de una de las muchas otras religiones y credos en el mundo, pero esto no es un requisito del veganismo, que es una cotidiana, fundamental forma de vida relativa a vivir sin dañar a otros. El más allá puede, o quizá no, resolver todos nuestros problemas; pero lo que hacemos ahora ciertamente afecta a todos los que nos rodean.

Hay muchos caminos al veganismo y muchos puntos de vista individuales, pero el veganismo es una y sólo una cosa -un modo de vida que evita la explotación ya sea de nuestros compañeros humanos, de la población animal o del suelo sobre el que depende nuestra propia existencia. Unos pocos son atraídos inicialmente por el veganismo por el deseo de mejorar su salud; otros están más interesados en el aspecto económico, que es de gran importancia para todos. Pocos no-vegetarianos aprecian el hecho de que mucha más comida vegana (verduras, frutos, granos, nueces, semillas) puede ser producida en una misma área de tierra en determinado tiempo. Si el veganismo es generalmente adoptado podría no sólo librar al hombre de la crianza de animales y toda su crueldad, sino también muchas hectáreas fértiles podrían ser liberadas para la producción abundante de comida para consumo humano directo. Bajo estas circunstancias, incluso la islas británicas podrían convertirse en una nación exportadora de comida.

¡Pensad lo que esto podría significar para los pueblos "subdesarrollados" (otra palabra para hambrientos) de este mundo y la contribución que podría hacer en pos de la paz mundial!

Pero de lejos el mayor número de veganos son aquellos que se han movido por la compasión para adoptar esta forma de vida sin dañar. La mayoría se han criado con la típica, quizá predominante, dieta mixta con carne, huevos, leche y pescado, pero pueden haber estado sintiendo por algún tiempo que quizá esto podría no ser el mejor modo de vivir. Entonces, tal vez una visita casual al mercado bobino, o la visión de terneros recién nacidos llevados al matadero (nacidos y matados para que los humanos puedan beber la leche que la naturaleza provee para los terneros) haya causado su decisión de no formar parte nunca más en tales prácticas criminales.

A veces una persona que está sinceramente ansiosa por ayudar en esta resistencia a la explotación cruel todavía es reticente por miedo a parecer "peculiar" a sus amigos, o incluso parecer un poco "raro" sin un abrigo de lana o unos zapatos de piel. Gracias, sin embargo, a los pioneros, y a la eficiencia de las alternativas creadas por nuestra posición económica actual, tales miedos ahora pueden ser inmediatamente dispersados. Otra cosa que desanima a unos pocos es la reticencia a rechazar la comida animal cuando aceptan hospitalidad. Esta incomodidad es bastante innecesaria; si alguien debe sentirse avergonzado ciertamente serán aquellos que no se han tomado la molestia de proveer comida buena, humanamente producida para sus invitados y de hecho esperan que coman animales muertos, o mantequilla hecha del cuerpo de una ballena que ha sido matada disparando explosivos en su interior. Nuestros amigos no se dan cuenta de estas cosas, así que es nuestra labor el hacer que estos hechos sean conocidos generalmente.

Por supuesto que hay dificultades para los principiantes, pero estas existen más en la imaginación que en la realidad, y tienden a desaparecer rápidamente cuando la decisión está hecha para seguir adelante de cualquier modo. No es que el veganismo sea tan difícil -es simplicidad en sí mismo- pero mientras la sociedad (y la mayor parte del mundo) esté orientada a la explotación animal, y las economías del mundo estén construidas sobre el principio generalmente aceptado de que ejercer la fuerza es lo correcto y que los animales no tienen derechos, cualquier cosa que tienda a interferir o a superar esta predisposición no será promovido. Además, el veganismo no ofrece grandes negocios a explotar. Mucha gente pregunta por qué necesitamos "ir tan lejos" y dicen que el lacto-vegetarianismo (aun usando lácteos, quizá cuero, etc.) es suficiente para estos tiempos. Desafortunadamente, en nuestra experiencia, de hecho muy pocos vegetarianos perciben de verdad el actual grado de explotación, no desde una falta de sentimiento sino desde una falta de interés o comprensión. A diferencia de los veganos, muchos vegetarianos están preocupados principalmente con su salud y han preparado para los animales el ser matados para producir cuero, queso, mantequilla, etc., siempre y cuando no se coman de hecho el cadáver.

En nuestra opinión, no importan un comino las inocentes criaturas tanto si son sacrificadas para comida, medicina, moda, deporte, o lujos tales como adornos de marfil o fruslerías de cuerno, hueso, caparazón de tortuga, bolsos de cocodrilo, o perfumes exóticos. La muerte repentina al inicio de su vida, o la prolongada agonía de dolor e inanición en una trampa de acero, deben ser tan terroríficas para el ratón de campo, el armiño o el conejo como para el tigre, la ballena o el venado. Lo que al principio puede parecer ser una muerte rápida para una criatura a menudo significa también una lenta muerte por inanición de sus jóvenes. A veces es el bebé, o por contra su piel, lo que es codiciado por el hombre. Lo que la madre foca siente mientras duela sobre los restos sangrientos de su golpeado y rápidamente despellejado cachorro, probablemente no es diferente a la angustia de la vaca doméstica al perder a su ternero recién nacido. Cualquiera que viva cerca de una granja o un matadero conoce los llantos lastimeros tanto de la madre como del ternero.

Pero la mayor parte de la gente, al principio de adoptar una dieta lacto-vegetariana, aumentan su consumo de productos lácteos y huevos, lo que significa que cualquier alivio del sufrimiento de los animales existe más como esperanza que como una realidad. Es sorprendente el saber cuántos vegetarianos desconocen que el cuajo usado para fermentar muchos quesos se obtiene del estomago de terneros muy jóvenes recién matados. Dichos quesos no son, por supuesto, ni siquiera lacto-vegetarianos; y sentimos que estas inconsistencias deben ser más ampliamente difundidas.

Sin embargo, si vamos a comparar grados de crueldad, puede ser claramente visto que, de todos los "animales destinados al consumo", la vaca sufre de lejos mucho más que el ternero. Durante la totalidad de su vida, ese animal dócil, de mirada dulce es considerado simplemente como una máquina de producir leche. Se la mantendrá con drogas y estimulada con hormonas, inyectada de antibióticos, y todavía tiene que sufrir el horror del matadero cuando al final deja de ser rentable.

Llevar el veganismo a la práctica requerirá de un poco de paciencia, o algún conocimiento de nutrición (que se aprende fácilmente y es un gratificante estudio) y quizá un poco de ayuda de otros veganos que hayan adquirido conocimiento local sobre la disponibilidad en la zona de alimentos puros, ropa y productos del hogar. Llama a tu organización local para pedir ayuda o consejo si tu problema concreto no ha sido tratado aun en la revista (se refiere a la revista The Vegan. NdT).

Todos los productos procesados, por ejemplo, galletas, pasteles, tartas, pudines, sopas enlatadas, etc., son sospechosos. Estos productos aparentemente contienen al menos algo de lo siguiente: mantequilla, leche (fresca o deshidratada), miel, queso, huevos o grasas animales (incluyendo el aceite de ballena o foca que por alguna razón no siempre son incluidos con estos nombres por los productores). [Ingredientes adicionales como fracciones de la leche o de grasa -habitualmente animal- incluido el suero y varios lactatos; numerosos estearatos y otros derivados grasos, etc.]

Aparte de esto, son nutricionalmente inferiores a los más sencillos alimentos frescos -frutos, verduras, nueces, semillas, granos- en parte porque aquellos han sido cocinados o procesados y en parte porque aparentemente contienen también algunos de los 800 aditivos alimenticios reconocidos (pero no recomendados) en la forma de colorantes, mejoradores, suavizantes, conservantes, saborizantes sintéticos, blanqueadores, etc., etc., etc. Una buena guía de trabajo para un principiante es: "Si no puedes comerlo crudo, ¡déjalo!" Hay bastantes razones obvias de por qué no debe recomendarse a nadie con una dieta "ortodoxa" el cambiar de la noche a la mañana a una dieta totalmente cruda, pero comer una proporción justa es un deber para un mantenimiento general, en tanto que todas las formas de cocinar destruyen algunos nutrientes de los alimentos.

Una ocasional ración de buena sopa casera, verduras moderadamente cocinadas, pan integral, o patatas cocidas consumidas con su piel, añadirá variedad e interés por las esenciales ensaladas, fruta fresca, frutos secos y granos (estos últimos pueden ser germinados fácilmente con excelentes resultados) los cuales forman la base de una buena dieta vegana.

Cocinar para invitados no veganos al principio puede resultar un reto, pero unas pequeñas compras y experimentación probará que sabrosas croquetas, asados de frutos secos, bizcochos, galletas y tartas con gran variedad pueden hacerse totalmente de ingredientes vegetales para las amistades que esperan este tipo de comida. Este es otro reto y nos da una oportunidad excelente para demostrar qué atractiva, sabrosa y variada puede prepararse una comida sin absolutamente ningún contenido animal.

Actuar como invitado exige un poco de tacto y mucha determinación. También se requiere explicar de antemano (de la forma más sencilla posible) nuestros requisitos alimentarios, si nuestra anfitriona no se siente incómoda por nuestro fracaso en apreciar las delicias que de otro modo ella ofrecería. Sin embargo, todo el mundo puede preparar alguna fruta y frutos secos sin ninguna dificultad y con el mínimo de elaboración, así que no necesitamos sentir que somos una molestia. A pesar de ello, a la primera ocasión la anfitriona va a sentir que "no estás comiendo suficiente". Pero tu actitud tranquilizadora en este punto, si se maneja con diplomacia, puede resultarle educativo. Encontraremos que lo mejor para todas las preguntas es responder brevemente y dejarlo así. Esto crea invariablemente más interés y más preguntas, que nos permiten plantar algunas pocas semillas sin que los que nos escuchan sientan que están siendo "sermoneados".

Pero el veganismo de ningún modo está únicamente preocupado por la comida; los veganos deploran la matanza o explotación de cualquier criatura por cualquier motivo.

  • COMIDA- Carne, pescado, pollo, huevos, leche, mantequilla, queso, nata, manteca, miel, y todos los alimentos procesados que contengan alguno de esos ingredientes;
  • ROPA- Lana, cuero, seda, piel de lagarto, etc.;
  • ADORNOS- Cuero, plumas, perlas, marfil, etc.;
  • HIGIENE- Jabones, cosméticos y cremas que contengan grasas o aceites animales, lanolina (grasa de la lana) e ingredientes de perfumes optenidos de los animales;
  • COMPLEMENTOS DEL HOGAR- moquetas y alfombras de pelo o lana, mantas de lana, almohadas de plumas, cepillos y escobas hechas de pelo; aceites, grasas, ceras, etc., que incluyan grasas animales en los ingredientes;
  • DEPORTES- Caza, carreras de animales, pesca, etc.;
  • ENTRETENIMIENTO- Circos y todas las representaciones que incluyan el uso de animales; zoos donde las criaturas naturalmente libres son prisioneras -los parques naturales y las reservas de vida salvaje son mucho mejores y en todos los sentidos más gratificantes;
  • MEDICINAS- Vacunas, sueros, etc., hechos de animales, sin olvidar que millones de animales son usados anualmente para "probar" todo tipo de medicamentos así como champús y "productos de belleza".

Esto puede parecer una lista formidable pero sólo va a mostrar que hemos crecido dependiendo de los productos animales y de la extensa explotación de cada pobre criatura de la que el hombre puede extraer algún beneficio. Sin embargo, para todo lo anterior hay alternativas solidarias. Incluso los buenos pinceles se hacen ahora con materiales sintéticos.

La revista The Vegan publica listas de alimentos y otras cosas garantizadas por los productores de estar libres de cualquier ingrediente de origen animal, y estas listas son revisadas frecuentemente.

A parte de los efectos inmediatos, los veganos consideran esta forma de vida como no menos que una obligación con las generaciones futuras. Llevará muchas eras al ritmo actual del progreso el borrar todos los efectos de los errores pasados, si esto es de hecho alguna vez posible; pero sean cuales sean nuestras acciones, son nuestros herederos, más aun que nosotros, quienes cosecharán los resultados (buenos o malos) de lo que hacemos hoy, mañana y pasado mañana, hasta que les dejemos... ¿el qué? ¿Un desierto, un gran incendio o un jardín de la abundancia?

La decisión es vuestra y mia.

Eva Batt

Traducción: Vegetarianismo.net

Enlaces de interés

  • La falacia de la expresión somos omnívoros  :: vegetarianismo
  • La construcción social de los cuerpos comestibles y los humanos como predadores  :: vegetarianismo
  • Las plantas y los vegetarianos: ¿también sufren las plantas? :: vegetarianismo
  • Huevos y veganismo: ¿Por qué no consumir huevos? :: vegetarianismo
  • Entrevista a Donald Watson Fundador de la Vegan Society :: vegetarianismo
  • Vegetarianismo: ¿Una opción personal o un principio de justicia? :: vegetarianismo
  • ¿Comer peces? No, gracias  :: vegetarianismo
  • La matanza de animales como alimento (del libro Los Derechos de los Animales) :: vegetarianismo
  • Tipos de vegetarianos  :: vegetarianismo
  • Lácteos y veganismo ¿Por qué no consumir leche? :: vegetarianismo
  • Entrevista a Joan Dunayer  :: derechos animales
  • La dieta y la salud de los huesos  :: nutrición vegana y vegetariana
  • Entrevista a Tom Regan  :: derechos animales
  • Tortilla de patata vegana (sin huevo) :: receta vegana
  • Champiñones picantes :: receta vegana
  • Nata y Quark de tofu :: receta vegana
  • Hamburguesas de copos de avena :: receta vegana
  • Gobi curry - coliflor al curry :: receta vegana
  • Tzatziki vegano :: receta vegana

Eva Batt

Eva Batt

En 1954 Eva tuvo de primera mano la impactante experiencia de la separación del ternero de su madre, la vaca, procedimiento básico para la producción comercial de leche. Como resultado se hizo vegana y se unió a la Vegan Society.

En 1958 fue elegida para el comité de la Vegan Society, puesto que ocupó hasta 1961 y más tarde entre 1966 hasta su retiro en 1982; de 1967 hasta 1982 fue presidenta. Los cinco años entre 1961 y 1966 fue secretaria honoraria. Parte de su tiempo colaboraba con la editorial del The Vegan. En 1965 organizó el banquete de celebración del 21 aniversario de la Vegan Society.

Por más de veinte años, Eva, escribiendo bajo el nombre de "Evita", editó las páginas de noticias de productos en The Vegan, buscando y promocionando la siempre creciente variedad de alimentos y otros productos veganos. También impartió muchas charlas sobre veganismo, además de entrevistas en periódicos, radio y televisión.

Quizá la mayor contribución de Eva para el crecimiento del veganismo fueron sus populares recetarios What's Cooking? (¿Qué se cuece?) de 1973 y What Else Is Cooking? (¿Qué más se cuece?) de 1983, ambos se seguían publicando en 2008, pero con otros títulos. También escribió un pequeño libro de poesía de temática vegana: In Lighter Vein (1974).

Una mujer con energía aparentemente ilimitada, Eva estuvo además involucrada en "Beauty Without Cruelty" (Belleza sin crueldad) y fue directora de la compañía Plamil, que produjo la primera leche de soja británica. Y durante muchos años llevó una tienda en su ciudad natal de Enfield, vendiendo una amplia variedad de comida, ropa y calzado vegano. Durante unos veinte años, de modos diferentes, Eva Batt ha sido, sino la principal, una de las principales caras públicas del veganismo.

Reseña traducida de la web de la Vegan Society: http://www.vegansociety.com/about/hall-of-fame/eva-batt.aspx

  • Quinoa con pasas, zanahoria y calabacín :: receta vegana
  • Pakoras :: receta vegana
  • Magdalenas veganas caseras :: receta vegana
  • Babaganoush - Paté de Berenjena :: receta vegana
  • Cazuela vegana de garbanzos :: receta vegana
  • Avena para desayuno "banana porridge" :: receta vegana